WHAT’S APP, parejas y ansiedad

Juan y Susana, ambos profesionales liberales rondando la treintena, vuelven a estar sentados en mi consulta. Son pareja desde hace casi dos años pero su relación ha ido pasando por numerosos altibajos que ya han llegado a su límite…

Juan estaba de viaje, durante la pasada semana, por cuestiones profesionales. El pasado miércoles, en el hotel, y tras su diaria conversación nocturna por what’s app, Juan no conseguía dormirse; mira, “casualmente”, la line time del what’s app y observa que la última conexión de Susana es a las tres y media – varias horas después de que ambos hablarán- y, aún más, que, en ese preciso instante, ya casi las tres de la madrugada, Susana seguía en línea y, aún más, que, en todo ese tiempo, Héctor – anterior pareja de Susana – también estaba en línea. Juan ya ha sacado sus propias conclusiones – que no tienen porqué ser correctas – lo cual va acompañado de un malestar intenso que produce que Juan envié largos what’s a su – todavía- pareja. Sin embargo, si estamos juntos la pregunta es ¿ what’s app los separará?

Es probable que Juan y Susana,acabarán separandóse por culpa de un servicio de mensajería instantánea en dónde no todo sale gratis. De hecho, un estudio reciente de CyberPsychology and behavior Journal, indica que se han producido 28 millones de rupturas de parejas, alrededor del mundo, por aplicaciones como el what’s app o el Facebook, debido a que ha generado numerosos conflictos, especialmente debidos a celos y desconfianza, entre los más de 300 millones de usuarios de la plataforma

La culpa es del…síndrome del “doublé check”

El “doublé check” es el sistema que usa what’s app para indicar al emisor que su mensaje ( “whats”) ha sido correctamente enviado ( primer check) y que el receptor lo ha recibido ( segundo check) pero, originalmente, eso no significaba que el receptor lo hubiera leído.

Sin embargo, cuando what’s app fue comprada por los propietarios de Facebook, estos tomaron una decisión cuyas consecuencias serían imprevisibles para miles de parejas. Se trataba del doble check azul, si el receptor leía el mensaje, con lo cual se acababa el último reducto de privacidad – ¿ y si no quiero contestar ahora? ¿ y si no puedo contestar ahora? ¿ y si no…? – ya que la persona que te envía el whats no sólo puede saber si lo has leído, o no, si no que, además, puede saber a qué hora lo has leído y, por tanto, cuánto tiempo ha transcurrido. ¿ Qué se puede hacer?

  • Desactivar el doublé check azul.
  • Existe una aplicación que permite ocultar la información de la última vez que se ha entrado en el WhastApp. Pero, al activarla desaparece, también, esa información del resto de los contactos. La mayoría de los usuarios no la usan “porque puede más la curiosidad por saber qué hacen nuestros contactos que adoptar prevenciones para que ellos no sepan de nosotros”, según Fernando Azor, psicólogo y tutor en la Universidad Camilo José Cela de Madrid
  • Desactivar la última hora de conexión
  • Leer las notificaciones sin abrir la App , aunque puede ocurrir que no se pueda entender el mensaje completo
  • Desactivar el wifi y el 3G/4G para entrar sin dejar huella

Esperar a que What’s App cumpla lo dicho y elimine el doublé check azul, eso sí, puede que antes, se haya generado un clima de desconfianza, celos y ansiedad, viendo que la pareja estaba “en línea” y “ha leído” tu mensaje y “no ha querido contestarte”, cosa que – según los propietarios de Facebook y, por tanto, de What’s App – no es totalmente cierta
Si no lo has visto, te aconsejo el cortometraje “Doble Check” en que esta situación se retrata en una mezcla de realismo e ironía y dentro de una relación de pareja.

O, del síndrome de la “vibración fantasma”

La obsesión que el adicto al What’s App tiene por recibir notificaciones, le lleva a oír vibraciones que, en realidad, nunca se han producido. Estas se denominan “vibraciones fantasma” según un estudio publicado por la Sociedad Británica de Psicología, y son generadoras de un intenso estrés, directamente proporcional al número de veces que miramos el móvil para asegurarnos y reasegurarnos de la llegada del supuesto mensaje. Según este estudio, el estrés es altamente perjudicial y, sobretodo, debería ser eliminado en el trabajo, dónde, se deberían desconectar los móviles

¿ Crees que empiezas a obsesionarte?

Le ha llegado el mensaje…hay el doble check azul…lo ha leído…¿ porqué tarda tanto en contestarme? ¿ porqué no me contesta?¿ con quién estará hablando?¡ Estoy agobiada! Mi pareja me ha dicho que está trabajando y está en línea, ¿ has oído la notificación?, ¿ va a ser que no me funciona el móvil? ¡ puede que se haya caído el operador!

¿Has dicho, alguna vez, alguna de las frases anteriores? ¿ Va acompañado de una intensa ansiedad? Si has respondido que sí a varias o todas de las situaciones anteriores, parece que estás usando la herramienta un pelín obsesivamente ya que toda la información que podemos obtener de la otra persona; su última hora de conexión, si está o no en línea, si hay algún cambio en su foto de perfil o en su estado, saca a flote nuestro lado más controlador e inseguro. La mayor parte de las veces, no tenemos en cuenta que las nuevas tecnologías han transformado tan rápidamente nuestra vida que, incluso, nos hacen perder la perspectiva, porque pensemos; ¿ puede ser que el receptor de nuestro whats esté en tranquila conversación con un grupo de amigos, en una fiesta, sin el móvil encima y por eso no conteste? ¿ puede ser que esté enfrascado en la lectura de un apasionante libro y ni se haya percatado del sonido del whats? o ¿ puede ser que esté trabajando y no pueda contestar?, sólo por poner tres ejemplos

De cualquier manera, se produce una intensa ansiedad la cual no viene motivada por la App en sí – que no es más que una herramienta tecnológica desprovista de la capacidad de causar emociones ya sean positivas o negativas -sino por nuestra propia inseguridad que es la que puede causar, realmente, la ansiedad

Ansiedad y parejas

Si te pones nerviosas esperando que tu chico se ponga en contacto contigo a través de whats y te llevas una decepción cuando ves que la hora de su última conexión es dos después de darte las “buenas noches” a ti o te pones de malhumor cuándo ves que ella se encuentra “en línea” pero, no está hablando contigo, es que ya estáis notando los efectos destructivos del whats App en vuestras parejas

Así, según Fernando Azor – psicólogo y tutor en la Universidad Camilo José Cela de Madrid y Enrique García Huete- profesor de Psicología en la Universidad Complutense de Madrid – “ Este es un canal perfecto para reforzar las relaciones en la primera fase de enamoramiento, pero que después puede acarrear problemas si uno de los cónyuges se obsesiona por estar en permanente contacto con su pareja o en controlar cuándo se conecta o desconecta”,de manera que, cuando se sabe que la pareja ha recibido el whats, pero no nos ha contestado y nos apresuramos a “leer la mente” – y, de paso la presunta conducta – puede generar un importante conflicto de pareja.

De la misma manera, enviar un whats cuando – supuestamente- nuestra pareja está haciendo algo que le impida contestar ni a ti ni estar en línea con nadie como, por ejemplo, estar trabajando o en el médico – o, incluso, en el psicólogo, ¿ quién sabe? ¡ puede que se le haya olvidado comentartelo! – De esta manera, se han descubierto más de una infidelidad…

Pero, en cualquier caso, todo ello va seguido de una intensa angustia; “Cuando surge la desconfianza, por conexiones a destiempo, la situación puede degenerar en mucha angustia, si uno de los cónyuges se obsesiona por saber lo que hace su pareja, al minuto, por ese canal de mensajería”, según Fernando Azor

Sin embargo, todo empeora después de la ruptura ya que, muchas personas, siguen controlando lo que hace su expareja a través de WhatsApp – meses después del fin de la relación – entrando en un bucle de ansiedad, sin horas, en que lo importante es ver lo último que ha hecho la expareja e intentar “adivinar” con quién ha sido, convirtiendóse en un permanente autocastigo, con fuertes sentimientos de culpabilidad

Por tanto, en el futuro, las relaciones de pareja dependerán del uso que se haga de esta herramienta – igual que de las redes sociales- ya que, según Enrique Garcia, “si uno los utiliza mucho y el otro apenas contesta, puede romperse todo al pensar la persona que los envía que el otro pasa de esa relación”.
Esta aplicación móvil que apareció como un servicio de mensajería instantánea, gratuita y rápida, ha acabado ramificando ampliamente sus prestaciones de modo que muchas de estas, se acaban confundiendo. Pero lo cierto es que el WhatsApp genera mucha ansiedad. Si la pregunta es ¿ por qué? La respuesta es bastante sencilla: se trataría de que cada uno de nosotros hiciera un poquito de autocrítica, ¿no?

¿ Tiene ventajas un buen uso de Whats App?

  • Buena herramienta en la fase de conquista de la pareja, especialmente, para personas tímidas o con dificultades de comunicación
  • Con un mensaje no verbal, el nerviosismo propio de tener a la persona que nos atrae delante, desaparece, y nos sentimos más libres para expresarnos cómo somos
  • Excelente forma de mantenernos en contacto con la persona amada para aquellas personas muy ocupadas o con escasa disponibilidad de tiempo para verse de forma diaria, con lo cual permite estar conectado en cualquier momento y en cualquier lugar

¿ Tiene inconvenientes un buen uso de Whats App?

  • Mala herramienta para comunicar nuestras frustraciones o mantener una discusión porque, con seguridad, dará lugar a malentendidos y conflictos posteriores
  • La comunicación no verbal – propia de los mensajes escritos de la aplicación – están desprovistos del volumen o tono de los mensajes de la comunicación verbal, a través de cuya modulación se nos comunican sentimientos y emociones – enfado, tristeza…- Sin embargo cuando leemos un mensaje, no podemos realizar dicha interpretación, son sólo palabras escritas – por eso, es muy curioso cuando alguien responde a un mensaje de whats con otro diciendo “no me lo digas con ese tono”, más que nada, porque no se pueden escribir “tonos” y porque tú te puedes estar riendo y tu pareja lo puede entender como que estás enfadada – Por tanto, sí se va a tener que ser muy cuidadoso – más de lo que sé es habitualmente – con las palabras escogidas – ya lo dice el proverbio: hay tres cosas que no vuelven atrás; la flecha lanzada, la palabra dicha y la oportunidad perdida- para no empezar erróneamente una discusión con nuestra pareja, por un mensaje malinterpretado
  • Se puede usar, fácilmente, para controlar a tu pareja lo cual lo único que hará es potenciar los celos que te han llevado a querer controlarle. Obviamente, el whats app no genera celos – tú ya eras celosa desde casa – y lo único que ha hecho la App ha sido multiplicar estos celos y actuar como vehículo facilitador para poder controlar a tu pareja. Obviamente, si hablamos de una persona madura, esta no es la forma de actuación correcta; confía para que confíen en tí

Pautas para un uso no ansioso del Whats App en la pareja

Debemos tener en cuenta que, en contra de lo que nos pudiera parecer, la implementación del Whats App en nuestra sociedad es relativamente reciente por lo cual no hay datos aún acerca de una patología específica asociada a su uso irracional. Sin embargo, se sabe que entre el 80-90% de la población se conecta a internet , por motivos de ocio, y que el total de usuarios que realizan un uso inadecuado del Whats App, se puede hallar alrededor del 5-9%

Por otra parte, José Antonio Molina, psicológo que participo en el estudio “Control de movilemia” asegura que “…los ‘smartphones’ están muy implantados en el día a día. Conseguir que alguien lo apague es (casi) misión imposible…” Según, dicho estudio, el 55% de los españoles come con el móvil a su lado, un tercio se lo lleva cuando va al baño y sólo un 25% lo apaga para mantener relaciones sexuales con su pareja.

Por todo ello, las pautas a seguir para un uso más racional y responsable del whats app y, a su vez, menos ansioso y posible generador de conflictos de parejas, son:

  • Leer bien el mensaje y, sobretodo, entenderlo porque, de lo contrario, se dan malentendidos que afectan a la pareja
  • Escribir correctamente el mensaje para evitar malentendidos y discusiones ya que olvidarse de una coma o escribir una pregunta sin el signo de interrogación, la convierte en una afirmación, cambiando totalmente, el sentido de lo que querías decir a tu pareja. Por tanto, ¡ cuidado! Tanto con los errores ortográficos como gramáticos y sintácticos porque puedes cambiar el sentido de lo que quieres expresar
  • No mires los whats de tu pareja cuando, haya dejado el móvil encima de la mesa, y se haya ido un momento. El/ella lo habrá hecho en confianza y tú los miras por celos e inseguridad. No lo hagas, basa tu relación en la confianza, es muy importante construir
  • No controles el whats App, ¡ olvídate de estar pendiente de su última hora de conexión! No te estreses porque le has enviado un whats y todavía no te ha contestado, seguro que hay millones de razones para que no lo haya hecho Con estas preocupaciones sólo consigues quedar afectada/o tú y tu relación; de nuevo, si confías en él/ella, te sentirás más seguro/a y no te hará falta controlar
  • Nunca te equivoques de conversación, seguramente, no es grave si el clima de confianza en la pareja es alto y ninguno de los dos tenéis nada que ocultar pero sí que puede ser causa de malentendidos, especialmente, con la persona a la que le envías- por error- el mensaje destinado a tu pareja
  • No te tomes como persona el “estado” de tu pareja. Si cambia su foto de perfil por una de la cual no conocías su existencia, en un lugar que te es desconocido, o cambia su estado – y no acabas de entender a qué viene – tampoco le des más vueltas; el mundo no gira alrededor tuyo
  • No intentes solucionar un problema personal con whats App sino háblalo frente a frente pero sin usar la aplicación para evitar discusiones, malentendidos y conflictos de pareja

Bibliografía:

  • Archer, K., Christofides, E., Nosko, A., & Wood, E. (2015). La exploración de la divulgación y la privacidad en la era digital: riesgos y beneficios. En LD Rosen, NA Cheever, y LM Carrier (Eds.), El manual Wiley de la psicología, tecnología y sociedad (pp. 301-320) . Wiley Blackwell.
  • The state of online self-disclosure in an era of commodified privacy
    Michel Walrave1, Sonja Utz2, Alexander P. Schouten3, Wannes Heirman4

1,4 Department of Communication Studies, University of Antwerp, Belgium
2Leibniz-Institut für Wissensmedien, Eberhard Karls University of Tübingen, Germany
3Department of Communication and Information Sciences, Tilburg University, The Netherlands

Dejar una respuesta

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.